domingo, 25 de junio de 2017

El Anzuelo Amorero Cap 2 Toma de contacto



Acepte, aun no conociendo a esta persona, pero sin fiarme mucho obviamente. La chica en si, era guapa con ojos azules, algo que me cautiva, no se porque. Estuvimos hablando, largo y tendido, todo lo que me permitía mi tiempo, era imposible no sentir, ese ansia de estar frente al ordenador y poder hablar con esa chica. Al cabo de una semana, me dio su teléfono y yo, le di el mio. Al dia siguiente, después de volver de venir del banco, un lunes por la mañana, sonó el teléfono:
Daniel: ¿Dígame? ¿hola?
No se oía nada al teléfono, y al rato colgaron, era extraño.
Después, me fui a mi cuarto, encendí el ordenador y seguí como cada tarde, perdiendo el tiempo, como te diria cualquier padre. Esta chica, se llamaba Nina, tenia 16 años y era de Sevilla capital, estaba aun estudiando en su instituto, los estudios secundarios. Yo por el contrario, tenia 18 años y también seguía mis estudios en bachillerato. Ella era de la capital de Sevilla y yo de un pueblo a las afueras, concreta mente en Dos hermanas. Ella insistió en que, quería verme, ya que las fotos no eran suficientes y queria algo mas que aportar a esta relación. Así que, me cito en el centro de Sevilla, esta noche para cenar, a lo que yo acepte. Me despedí, apague el ordenador y fui a asearme para este encuentro, digamos lo así.
Cogí el autobús de camino a Sevilla, bien arreglado con la ropa mas nueva que tenia en mi armario, mis mejores zapatos y un toque de mi colonia preferida, todo iba bien, aunque yo estaba muy nervioso, de camino en el autobús.
Unos 20 minutos después, el autobús llego, me baje de el y me dispuse a ir al sitio donde habíamos quedado. Cuando me aproximaba al sitio exacto, iba con precaución ya que no sabia que iba a encontrarme, al girar la esquina. Me asome, la vi sentada en un banco esperándome, era tal y como la vi en fotos, a lo que me puse aun mas nervioso. Me arme de valor, salí en su dirección, ella estaba escuchando música con sus auriculares, conectados a su móvil. Ya al lado suyo le toque el hombro, se quito los cascos y se volvió para verme.
Nina: Hola Daniel, ¿como estas? estaba con ganas de conocerte en persona
Daniel: Hola Nina, estoy bien, algo nervioso no te lo voy a negar, encantado de conocerte.
Nina: No temas, que no muerdo, puedes estar tranquilo
Daniel: Lo tendré en cuenta, dijo con una sonrisa
Nima: ¿Me acompañas? vamos a dar una vuelta, quiero conocerte un poco
Estuvimos paseando en la noche, por el centro de Sevilla, nos conocimos un poco mas el uno al otro.
Nina: Daniel, tengo algo para ti, espera. Cruzo la calle, para ir al coche de su madre y trajo un par de regalos
Nina: Toma Daniel, esto es para ti
Daniel: Valla ¿enserio? pero, no se si aceptarlo, yo no te traje nada
Nina: No importa, es mi regalo para ti.
Daniel: Guau, gracias lo guardare siempre, descuida que a la próxima te traeré algo, para ti.
Nina: Que tonto eres, dijo riendo
Daniel: ¡Ostras! que tarde es, necesito coger el autobús de camino a casa
Nina: te acompaño asta la parada
Fuimos corriendo hacia la parada ya que iba con retraso, por suerte, el autobús se retraso y logremos llegar a tiempo
A los 5 minutos de llegar, pudimos recuperar un poco el aliento de la caminata exprés que nos dimos
Daniel: Menos mal, no ha llegado aun
Nina: Daniel ven,
Daniel: Me acerque a ella y me abrazo muy fuerte, me dio un beso en la mejilla y me dijo:
Nina: lleva cuidado de camino a casa
Daniel: lo tendré, descuida, tu también cuídate Nina
El autobús, rompió el silencio de la noche con su bocina parando en la parada.
Me subí al autobús, cerca del cristal, para verla antes de irme a casa, diciéndome adiós desde la parada del autobús.
Con esto me puse de vuelta camino a casa, toda una noche, de descubrir a Nina, pero aun no sabia, si ella sentía algo por mi o esto solo era una amistada.
Al llegar, estaba bastante cansado, era ya tarde, sobre la media noche. Entre a casa, me lave los dientes y me puse ropa mas cómoda, antes de dormir avise a Nina de que llegue sano y salvo, por un mensaje de texto, pero ella no me contesto, así que decidí ir a dormir, aunque en mi cabeza, seguía el porque de no responder ese mensaje


Autor: David Navarro Alcaraz

viernes, 3 de febrero de 2017

El Anzuelo Amorero Cap 1 Mi vida







Un entrañable día de verano caluroso, en el sur de España. En el que a nadie dejaba dormir por las noches, un chico, llamado Daniel, estaba en su ordenador en una popular red social.
Mientras veía cientos y cientos de fotos, de parejas felices se preguntaba, ¿sera tan feliz de verdad?, ya nunca había tenido una cita, con ninguna chica. Yo estaba convencido, de que no seria para tanto y que detrás de toda esa fachada, en realidad no había tanta alegría.
Conchi: Daniel! deja de hacer el vago en el ordenador, que tienes que ir a la compra, decía mi madre
Daniel: Ya va ya va, que pesadez uf.
Alla que cogí el carrito de la compra y fui directo al supermercado
Hacia un hermoso día, aunque caluroso, llegue al supermercado, aliviado de salir del calor de la calle. Me dispuse a buscar los productos de la lista de la compra, un día normal en mi vida. Allá que, al cruzar el pasillo 3, me encontré con Anais, una compañera de Universidad, a la que fui a saludar.
Daniel: ¿Que tal Anais? como te va todo
Anais: Anda Daniel, que de tiempo sin verte. Todo va bien, estoy trabajando y vamos a tener un bebe mi novio y yo.
Daniel: ¿Enserio? Enhorabuena!
Anais: ¿A ti que tal te va todo?
Daniel: Bueno, aun sigue buscando trabajo y las chicas no es que me valla tampoco muy bien
Anais: No te preocupes, a todos nos llega nuestro momento, tranquilo.
Daniel.: Lo se, lo se
Anais: Hablamos, ¿vale? que tengo que terminar la compra, un placer a verte visto Daniel
Daniel: Adiós!nos vemos!
Fui hacia la caja, para pagar la compra, metiendo toda la compra en el carro y salir al calor abrasador.
De camino, era duro, ver como alguien de tu misma edad, ya tenia toda una vida montada, mientras que yo tenia poco básicamente.
Llegue a casa, saco las cosas del carro y las coloque en nuestra despensa. Cuando termine, volví a mi cuarto y me coloque en el ordenador. Recibí una solicitud de amistad, de una chica, adjuntando un mensaje cariñoso:
"Buenas, ¿que tal estas? veras, queria conocerte, somos del mismo barrio y me gustaría hacer mas amigos"
¿Que me depararía esta nueva amistad?¿Sera solo una amistad o el mejor amor de mi vida?.
Próximamente lo sabre...

Autor: David Navarro Alcaraz

domingo, 31 de julio de 2016

Un pequeño corazón de pirata Capitulo 24 La lucha final







A pocas millas de Tronjain, el olor a pólvora de los cañones se podía oler en el ambiente, pedazos de madera flotaban sobre las olas del mar, sin duda no eran buenos presagio, mas bien una cruenda batalla por la conquista de Tronjain. A lo lejos, divise el puerto, mas el marinero grito !tierra a la vista! todos estábamos en cubierta preparados. Nos acercábamos cerca de las costa y vimos el barco de Stone ademas de otro barco, bastante dañados de alguna batalla. Echemos el ancla y cogimos un bote para tomar la costa.
Cap Felix: Caballeros, cojan sus armas, tenemos una batalla que ganar
Todos los marineros, se armaros de sus espadas, pistolas y machetes.
Cap Felix: Jack, ven aquí
Jack: ¿Si, capitán Felix?
Cap Felix: Toma esta espada, ya es hora de que la utilices
Jack: Pero, no manejo muy bien la espada
Cap Felix: Lo harás bien, llevas la sangre del pirata Stone, decía mientras me daba una palmadita en la espalda.
Jack: Esta bien, lo hare.
Sofia: Jack, lleva cuidado por favor,
Cap Felix: Descuide señora, traeremos a su hijo sano.
Nos subimos al bote y empezamos a remar asta el viejo embarcadero abandonado, para no llamar mucho la atención.
Cap Felix: Bien tripulación, nos dividimos en dos grupos, no olvidéis que lucháis por Trohjain
Geremi y yo fuimos solos, la tripulación se dividió en dos grupos.
Geremi: Oigo disparos, atención Jack.
Fuimos avanzando lentamente, entrando por las calles de Tronjain, nos encontremos con otros piratas, y desenfundemos nuestras espadas.
Piratas: ¿Quienes sois?
Jack: Somos de la tripulación de Capitán Stone
Piratas: ¿De veras? Ahhh dijo gritando mientras venia hacia nosotros.
Cada uno nos enfundamos en un duelo de espadas emocionante, conseguimos llevarlos hasta un callejón sin salida, pero cometimos un error.
Cap Finlimpes: ALTO!
Geremi: ¿Quien eres tu?
Cap Finlimpes: Soy el Cap Filimpes, dueño de Tronjain,
Jack: Tu no eres el dueño de Tronjain
Cap Filimpes: Apresarlos y llevarlos con los demás.
Nos apresaron y nos quitaron nuestras armas. Lleguemos a unos calabozos, instalados en la casa real, nos encanceraron, nos encontremos con la tripulación de Stone
Tripulación: Jack, Geremi, habéis vuelto.
Jack: Si hemos vuelto, ¿donde esta mi padre?
Tripulación: Se lo llevo Filimpes, pero no sabemos donde esta, tuvimos una batalla con ellos pero nos superaban en numero, no pudimos hacer mas.
Jeremi se asomo por la ventanilla del calabozo con barrotes y vio a miembros de nuestra tripulación, le lanzo un piedra para avisarles, un marinero se acerco.
Marinero: ¿Que hacéis aquí?
Jeremi: No hay tiempo para eso debéis sacarnos de aquí
Marinero: Vamos a entrar dentro y sacaros de hay, aguantar, decía mientras volvía con los demás.
Cap Felix: Informe de la situación
Marinero: Capitán, Jack y Jeremi, ademas de la tripulación de Stone están en ese calabozo debemos, rescatarlos.
Cap Felix: Bien, vamos a entrar.
La tripulación, entro a los calabozos en gran mayoría, masacrando a los carceleros, cogiendo sus llaves y pudieron rescatarnos.
Jack: ¿Y sabéis donde esta mi padre?
Tripulación: Esta en la casa real, debemos entrar dentro, pero hay muchos guardias vigilando, necesitaremos una distracción.
Marinero: Eso dejármelo a mi tengo explosivos me encargare de distraerlos.
Jack, el marinero fue a colocar unas cargas explosivas cerca del astillero, a modo de distracción para poder entrar dentro de la casa real.
Marinero: Bien, todo listo, a mi señal..3,2,1, explosiono las cargas explosivas.
Salimos de la zona de los calabozos corriendo entre el humo y las cenizas, mientras que todos los guardias iban al lugar de la explosión y intentando sofocar la llamas.
Lleguemos a la casa real, entramos directamente a la sala del trono, allí nos esperaban.
Cap Filimpes: Bravo, bravo, tenéis muy buenos recursos para distraer guardias, decía riendo ante nosotros.
Jack: ¿Donde tienes a Stone?
Cap Filimpes: ¿Quieres verlo? llegas justo a tiempo para verlo morir, dijo riendo.
levanto una sabana de una jaula y hay estaba mi padre, con los brazos atados y la boca tapada.
Guardias, apresarlos! dijo cuando los guardias volvieron.
Sacaron a mi padre de la Jaula, el verdugo esperaba con su hacha, yo presente en primera fila. El me miraba yo le miraba, el me guiño el ojo, el tenia un plan.
Jack: Nunca mataras a Stone! grite, mientras arrebataba la espada al guardia que me tenia apresado, fui hacia Filimpes, por su espalda, atravesando su cuerpo con mi espada. Todos se quedaron atónitos, y mi padre Stone, aprovecho la distracción para soltarse de la cuerda que le tenia atrapado. Le soltó un puñetazo al verdugo y grito, LUCHEMOS CAMARADAS!. Luchemos con los guardias, ya con su Capitán muerto, no tenían nada que hacer, la victoria estaba de nuestra parte. Los pocos guardias que huyeron cogieron su barco y salieron del puerto, pero no se esperaron una sorpresa al salir.
Sofia se había quedado al mando con otros pocos piratas en el barco, una vez que el barco de los guardias salio, Sofia abrió fuego contra ellos, hundiendo lo que quedaba de la tripulación del Cap Filimpes y dándonos la victoria en la conquista de Tronjain. Al finalizar, la batalla mi padre y su tripulación volvieron a su barco, cargando para volver a la mar
Jack: ¿papa donde vas? hemos ganado
Cap Stone: Hijo, te has convertido en todo un pirata, y esta ciudad Tronjain es tuya, desde ahora, seras tu quien dirija esta ciudad.
Jack: pero, pero no podre hacer esto solo.
Cap Stone: Lo sabrás hacer, eres un Stone, y esta siempre sera tu tierra. Yo seguiré por los 7 mares, en mi vida como pirata, pero eso no cabe que no vuelva. Confió en ti hijo, cuida de mama, por mi y se fuerte.
Nos dimos la mano, como piratas que somos y jure que cumpliria con el cometido que me emendo.
En pocos minutos se volvieron a poner en marcha y se marcharon, todos nosotros les dimos la gracias a mi padre y a toda su tripulación.
Una ve se fue mi padre, me quede como Rey de Tronjain, la tripulación del Cap Felix trajo a mi madre del barco a tierra, para darle las buenas noticias.
El Cap Felix se me acerco..
Cap Felix: Rey Jack Stone, seria un honor rendiros servicio, yo y mi tripulación así lo deseamos, estamos a tu disposición.
Rey Jack Stone: Seras un gran apoyo, tanto tu, como la tripulación, me ayudareis a reconstruir esta ciudad.
Jeremi: Jack, creo que mi misión ya a acabado
Rey Jack Stone: Espera, no puedes irte, somos un equipo, ¿porque no vives aquí en Tronjain? no te faltara de nada y tendrás un trabajo mejor que el que tenias.
Jeremi: Si lo dices así, me tendré que quedar, decía entre risas.
La ciudad, a lo largo de los meses, volvió a retomar su habitual actividad, todo volvió a como antes de irme, volví siendo un simple niño, lleno de dudas y sueños, a día de hoy me convertí en rey y en un pirata sobre todo, un hombre.

martes, 31 de mayo de 2016

Un pequeño corazón de pirata Capitulo 23 La premonición








Sofia, admiraba el mar desde la ventana del camarote del barco, algo en sus ojos, se notaba que le preocupaba. Mientras todos dormían, ella, incapaz de conciliar el sueño, tuvo que salir a cubierta a respirar un poco de aire fresco. Salio del camarote por el angosto y oscuro pasillo, para dirigirse a cubierta. Ya fuera, fue hacia la proa del barco, el barco se adentraba sobre el tranquilo océano. La dama del sueño, hoy no estaba de su parte, mas bien, le abandono, esa noche.
El sol empezaba a salir, entrando su luz por las ventanas del barco, despertando con sus destellos a todos estos marineros.
Jeremi: Jack, Jack, vamos arriba, es hora de levantarse
Jack: ¿Donde esta mi mama? dijo entre bostezos
Jeremi: No lo se, recuerdo que estaba con nosotros anoche, pero esta mañana al levantarme no estaba. Quizas este en cubierta con los demás.
Me levante rápidamente de mi cama, abrí de un portazo la puerta del camarote y salí corriendo. Una vez en cubierta, la vi en la proa del barco, sentada sobre un par de viejos barriles de madera, mientras todos los demás marineros pasaban por su alrededor. Me acerque a verla.
Jack: Mama, ¿te ocurre algo?
Sofia: No Jack, ¿porque piensas eso?
Jack: Es que creía que estarías conmigo para despertarme, salí corriendo de mi cama, literalmente, no puedo vivir otra vez lejos de ti.
Sofia: Lo se Jack, siento no haber estado para levantarte.
Jack: Vale mama, ¿vienes adentro?
Sofia: No, me quedare aquí Jack, después iré.
Jack: Si es lo que quieres mama, de acuerdo, dije extrañado por su comportamiento. Así que fui de nuevo hacia el camarote.
Antes de entrar, el trombón del capitán sonó para reunirnos, asi que todos nos dirigimos hacia el camarote de Cap Felix.
Cap Felix: Tripulacion, he de daros una noticia, es una mala noticia desde luego. Tronjain esta siendo atacanda, me lo han comunicado. No sabemos exactamente, si el Cap Stone y su tripulación seguirán vivos aun, si están envueltos en ese motín. Aun nos queda unas leguas de viaje, espero el esfuerzo de todos para llegar lo antes posible y defender Tronjain. VAMOS! grito el Cap Felix para animar a la tripulación. Mi madre, no se vino con todos, no comprendía exactamente que le pasaba así que acudí a Jeremi para que me ayudara, fui de nuevo a nuestro camarote.
Jeremi: ¿Encontraste a tu madre?
Jack: Si, aunque esta muy rara, esta en proa del barco, sentada sola sobre unos viejos barriles y no se inmuta demasiado. ¿podrías ir tu a hablar con ella?
Jeremi: De acuerdo iré.
Asi que Jeremi fue a la proa del barco a hablar con Sofia, la madre de Jack
Jeremi: Hola Sofia, ¿puedo acompañarte?
Sofia: Claro, decía mientras Jeremi se sentaba frente a ella.
Jeremi: ¿Estas preocupada por algo?
Sofia: La verdad es que si, aunque no he querido decirle nada a Jack
Jeremi: ¿De que se trata?
Sofia: He visto Tronjain, ardiendo, fuego y sangre lo arrasaban todo, no podía dormir con eso en mi cabeza. Desde que estuve en aquella isla, los druidas me revelaron que tenia un don.
Jeremi ¿De que "don" se refiere?
Sofia: Tengo visiones, vistas que cualquier otra persona no podría ver jamas, algunas son desgracias, adulterios, muerte, mutilación. Veo el futuro, es algo que no me deja dormir desde que lo experimente.
Jeremi: Valla, es increíble. Ya nos aviso el capitán que Tronjain estaba en un motín, pero su esposo esta allí defendiendo Tronjain
Sofia se levanto del barril de madera donde estaba sentada, avanzo al final de proa y dijo: Tronjain vencerá, Tronjain vencerá y no pereceremos hasta obtener tu libertad! dijo gritando al mar.
Toda la tripulación, paremos de nuestras tareas al escucharla y no pudimos hacer otra cosa que, levantar nuestras espadas y jurar lealtad a Tronjain.

domingo, 27 de marzo de 2016

Un pequeño corazón de pirata Capitulo 22 Un reencuentro entre lagrimas







Corriendo fui a sus brazos con lagrimas en los ojos, mi corazón respiraba aliviado de saber que estaba viva. No me salían las palabras, solo me pegue a ella.. no quería volverla a perder de mi lado.
Sofia: Ya esta Jack, tranquilo mama esta aqui.
Jack: Levante la cara, de su vestido mojado por mis lagrimas y dije: te eche mucho de menos, no sabes lo que es estar sin ti, lejos huyendo de todo y sin tener noticias tuyas.
Sofia: Me secuestraron, una banda de piratas que se hizo con Tronjain, me llevaron en su barco pero logre escapar durante la noche en un bote. Navegue a la deriva y llegue a esta isla, donde los brujos que vivían aquí me ayudaron, si no hubiera sido por ellos no se que seria de mi.
Jack: Me levante de su regazo secándome las lagrimas, diciendo: respiro aliviado de que estés bien, ven quiero presentarte a Jeremi.
Jack: Jeremi esta es mi madre Sofia
Jeremi: Encantado señora, si hijo y yo llevamos meses siguiéndole la pista, es un alivio verla que esta bien.
Sofia: Encantada Jeremi, muchas gracias por venir a buscarme.
Jack: Debemos irnos mama, vamos
Sofia: De acuerdo de acuerdo, decía mientras le sacaba de la casa de piedra a rastras.
Caminemos a lo largo de la playa para volver a nuestro bote, que teníamos preparado para volver al barco, nuestra tripulación nos esperaba.
Jeremi: Jack, ya esta todo listo vayámonos ya.
Jack: Vamos Jeremi, voy por mi mama, no tardare.
Entre a una tienda donde mi mama entro antes de volver a Tronjain, donde estaban los brujos de la isla reunidos.
Sofia: Gran maestro, he de partir, mi hijo me necesita, he de regresar a mi hogar
Brujo: Haces bien Sofia, regresa con tu familia, ha sido agradable tu estancia, estos meses.
Sofia: Gracias maestro, gracias por darme un hogar y alimentos estos duros meses para mi.
Brujo: Ve, y parte con tu hijo, que la suerte os acompañe.
Mama se levanto y salio de la carpa donde estaba los brujos.
Nos subimos al bote, remábamos en dirección a nuestro barco, aunque el esfuerzo del día nos estaba pasando factura y nuestras fuerzas se debilitaban
Jeremi: Vamos Jack, aun nos queda un poco, dale a los remos.
Jack: Eso intento, pero mis brazos están que responden.
Con el duro cansancio al fin, lleguemos al barco.
Marinero: Bote a la vista! gritaba el vigía.
Cap Felix: Son Jack y Jeremi, decía mientras miraba por su catalejo. Tirar un cabo y subirlos a cubierta! gritaba el capitán.
Lleguemos al barco y poco a poco, debilitados fuimos subiendo por la escala asta cubierta.
Sofia: ¿Estas bien Jack? pobre estas exhausto.
Jack: Lo estoy, ademas de hambriento.
Jeremi: Señor, esta es la madre de Jack
Cap Felix: Encantado señorita, soy Capitán Felix, jefe de este navío, es un alivio verla a bordo.
Sofia: Gracias, un detalle.. pero me gustaría llevar a Jack a que comiera algo y descansar.
Cap Felix: Como guste señorita.
Jeremi: Vamos Jack, arriba, que aun queda llegar al camarote.
Jack: Cogí con mis ultimas fuerzas para ir al camarote, mi madre nos acompaño
Abri la puerta del camarote,
Jack: Mama, puedes descansar en esa cama que hay junto a la mía.
Sofia: De acuerdo Jack, creo que todos deberíamos dormir un poco, antes de partir de nuevo.
Jeremi: le tomo la palabra Sofia, mientras bostezaba de sueño Jeremi.
Los tres nos quedemos dormidos al poco tiempo de acostarnos, el día había sido duro, pero la vuelta a Tronjain no iba a ser tarea fácil y mi padre seguro que quiere que volvamos pronto.

jueves, 31 de diciembre de 2015

Un pequeño corazón de pirata Capitulo 21 Isla de los brujos





Pasadas 4 horas, desde que atraquemos, el Capitán Felix se ordeno a la tripulación alzar anclas siguiendo con nuestro camino. Yo estaba sobre la cubierta, mirando al horizonte, con gesto serio de mi preocupación del estado de mi madre. Quedaban unas 10 leguas y no sabría que nos íbamos a encontrar. El vigía diviso algo en el horizonte
Vigila: Tierra a la vista!
Fui corriendo hacia el timón para preguntar al Cap Felix
Jack: Cap Felix, ¿hemos llegado ya?
Cap Felix: Nos queda poco Jack, un momento, ¿que demonios es aquello? mientras miraba por su catalejo.
Jeremi: Capitán, un barco esta ardiendo enfrente nuestra, deberíamos hecha el ancla y observar
Cap Felix: Es una buena idea Jeremi, echar anclas!
El barco se detuvo, todos olíamos la pólvora y el fuego de un barco cercano en la playa, que por alguna razón ardía en medio de la costa.
Cap Felix: Miraba por su catalejo, hacia la costa, para comprobar quienes habitaban esa isla.
Lo que me temía, esta habitada por brujos, mas bien parecen un grupo.
Marinero: Debemos de ir con cuidado, no sabemos que tipo de brujos son
Jack: ¿Es que hay distintos brujos? le pregunte al marinero
Marinero: Si chico, hay brujos oscuros, que utilizan las magia negra y reencarnan a los muertos, se hacen llamar Necros y el otro tipo son los brujos de la luz, utilizan hechizos y pociones de los dioses para defender el mundo de los Necros, se las hacen llamar Clentons,
Jeremi: Yo no lo hubiera explicado mejor
Jack: Valla, espero no cruzarme con uno oscuro.
Cap Felix: Tripulación, suelten el boten y vallan a la costa, dejen de holgazanear tenemos que rescatar a una persona de las garras de los brujos.
Jeremi, yo y un marinero mas fuimos en el barco hacia la costa, una vez en la cosas los brujos se acercaron a nosotros.
Brujo: Bienvenidos a nuestra isla Keelp, ¿que necesitan viajeros? con voz vieja y rasgada.
Jeremi: Venimos buscando a una mujer, que fue secuestras de Tronjain
Brujo: ah así que vienen de Tronjain, un viaje muy largo por una simple mujer, decía entre risas.
Jack: No es una simple mujer! le grite al brujo
Brujo: se puso serio y se acerco a mi, dijo ¿Porque?
Jack: Es mi madre! dije gritando.
Brujo: se reia mientras se alejba de mi hahahaha
Jeremi: Basta ya! decirnos si sabéis algo o callad!
Brujo: si tenemos una mujer con nosotros, pero no esta secuestrada, esta aquí por su voluntad, mi ayudante os guiara hacia vuestro destino.
Seguimos al Brujo, no muy confiados de ellos, por si nos la intentarían jugar. Caminemos a lo largo de la costa, hasta una casa de piedra, el brujo se paro delante de la puerta.
Brujo: Alham, te, hoock hoock decía en su lengua, una vez dichas las palabras alguien abrió la puerta.
Persona: ¿Quien es?
Brujo: Disculpe, unos extranjeros desean visitarla, vinieron desde Tronjain, el brujo se aparto, y la mujer salio.
Sofia: Jack, ¿eres tu?
Me quede paralizado al ver a mi madre de nuevo, así que corrí a sus brazos, lloraba en sus brazos de volverla a ver y saber que estaba bien.



lunes, 9 de noviembre de 2015

Un pequeño corazón de pirata Capitulo 20 Partimos de puerto







Me desperté solitario en mi camarote, ya que cuando abrí mis ojos con la salida del sol, Jeremi no estaba en la otra cama. Decidí vestirme y salir a cubierta para ver que ocurría, aun bostezando del sueño.
Una vez fuera, fui hacia el timon donde estaba el Cap Felix para preguntar donde se encontraba Jeremi
Jack: Capitan, ¿Donde esta Jeremi?
Cap Felix: Oh Jack, ya despertaste, Jeremi esta en el otro barco cargando las provisiones para el viaje.
Jack: Pero, ¿Esta arreglado el barco ya?
Cap Felix: Si, trabajaron toda la noche para tenerlo a punto a la salida del sol, ve con Jeremi, no creo que tarden mucho en zarpar del puerto.
Asi que sali de nuestro barco, pisando el suelo firme del puerto. Segui andado por el puerto hasta llegar al barco, donde otros marineros estaban cargando las provisiones para el viaje.
Entre dentro del barco, al no ver a Jeremi en cubierta, fui a la bodega. La bodega era oscura y no habia mucha luz, una vez llegue grite al interior de la bodega.
Jack: Jeremi! gritaba en toda la sala.
Jeremi: ¿Quien es? gritaba Jeremi a lo lejos
Jack: Soy yo Jack! gritaba Jack en la dirección de la voz de Jeremi
Jeremi: Quédate hay ahora salgo.
Espere unos minutos y vi aparecer una luz en un candelabro, con el Jeremi.
Jeremi: Vamos, zarpamos de inmediato al timón Jack
A paso rápido salimos de la oscura bodega, para dirigirnos al timón en cubierta.
Salimos a la superficie y ya en el timón, levemos anclas y partimos con la tripulación del Cap Felix.
Estaba preocupado por mi madre, ya que no sabia en que estado estaría, me fui de Tronhain como un niño, pero ahora me siento hombre y pirata a la vez.
A un par de leguas, saliendo de puerto de Tronhain algo nos iba a estropear el día, una tormenta se aproximaba hacia nosotros. Una vez dentro de la tormenta, las condiciones eran pésimas, apenas se podía vez, el barco se zarandeaba de un lado a otro con la crecida de las olas. Las velas en sus mástiles y la tripulación, haciendo maniobras para poder atravesar la tormenta. El Cap Felix soportando el timón, en estas fieras aguas, un viejo lobo de mar como el estaría acostumbrado a estas cosas. Salimos de ese infierno acuático, cesando la tormenta y el mar poco a poco se calmaba.
Marinero: Tierra a la vista! Grito el vigía.
Fui al timón para preguntar al Cap Felix, cual era su plan.
Jack: Capitán, ¿Donde estamos?
Cap Felix: Estamos en la isla de zaza, echaremos el ancla asta que pase la tormenta del todo, tenemos que revisar el barco por si tuviéramos daños
Me fui del timón irritado, yo quería rescatar a mi madre, no importando el tiempo que hiciera, yo la rescataría y quería verla lo antes posible, espero que partamos pronto de nuevo.